El aniversario del Tratado de Lisboa en plena crisis existencial de la UE

Firma del Tratado de Lisboa en 2007./ Archiwum Kancelarii Prezydenta RP

El 1 de diciembre se cumplen dos años desdela entrada en vigor del Tratado de Lisboa. Un texto que se componía de una serie de artículos y disposiciones jurídicas que daban a la Unión Europea los medios para que Bruselas encontrase el lugar que le correspondía en la escena internacional.

La crisis del rechazo francés y holandés a la Constitución Europea en 2005 parecía sumir al continente en una de las crisis existenciales más graves desde mediados del siglo XX. Pero entonces llegó Angela Merkel dispuesta a sacar adelante los puntos más ambiciosos del tratado fallido y consiguió, mediante la Presidencia rotatoria que ostentaba Berlín, unir voluntades y sacar adelante un proyecto que la consagró en la cúspide del europeísmo. Pero la UE y sobre todo las circunstancias de Angela Merkel han cambiado mucho desde esas negociaciones del Tratado de Lisboa, y en lugar de celebrar el segundo aniversario del mismo, se dedica a recorrer Europa y el mundo hablando de la necesidad de redactar uno nuevo. Se acabó su funcionalidad y ha dejado de ser útil en una UE gobernada por el Consejo Europeo y Merkozy en lugar de la Comisión o el Parlamento. Sigue leyendo