Matando periodistas por la libertad

Ayer, la OTAN bombardeó la televisión pública libia. En concreto, se destruyeron 3 emisoras de la cadena Al-Jamahiriya. Antes de realizar un análisis de la situación, es imprescindible conocer que en estos momentos la televisión sigue emitiendo. El objetivo de la OTAN aún no se ha cumplido.

Pero, ¿cuál era el objetivo? En el comunicado oficial de la OTAN, consultable aquí, se especifica que el motivo del ataque es el siguiente: “Nuestra intervención era necesaria porque la televisión estaba siendo usada como un componente integral del aparato del régimen (de Gadafi) diseñado para oprimir y amenazar sistemáticamente a los civiles y de incitar a los ataques contra ellos”.  Su fundamento legal es la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Pero, ¿realmente les autoriza esta resolución a matar a 3 personas (civiles) y dejar 15 heridos, además de acabar con un medio de comunicación?

Veámoslo:

Sigue leyendo

Un mensaje inútil: Muere Bin Laden

Bin LadenEs la gran noticia de la jornada y una de las más importantes del año: Los Navy Seals de Estados Unidos han matado al terrorista número 1, Osama Bin Laden. Según las informaciones oficiales, el líder de Al Qaeda fue abatido en su residencia de Abottabad, donde llevaría residiendo desde el pasado mes de agosto.

Los medios de comunicación se esmeran en preguntarse si esto es el fin del terrorismo islámico, si el descabezar Al Qaeda puede acabar con todo el grupo. Quizá porque no saben que este clan terrorista no está jerarquizado como lo suelen estar los grupos europeos. Sí, había una cabeza visible, pero Al Qaeda está estructurada casi como una federación, donde muchos grupos de similar ideología y de diversos lugares se agrupan bajo el mismo nombre.

Así que, suponiendo que la muerte de Bin Laden sea cierta, ya que supuestamente el cadáver ha sido arrojado al mar, otro terrorista asumirá la posición de líder del grupo. Pero cada célula terrorista seguirá actuando por su cuenta, llevando a cabo los atentados que les parezca. Sólo necesitan otra cabeza visible que marque unas pautas generales de esta ‘federación’, al igual que Obama marca unas pautas generales sobre su federación de estados.

Por otra parte, la ciudadanía ha salido a la calle a celebrar la muerte de este individuo. Son muchos los recuerdos y sentimientos en juego, mucho el dolor y el rencor acumulado. Fue enorme la sensación de miedo e indefensión que los estadounidenses sufrieron en 2001, acostumbrados a ser el ejemplo de potencia armamentística y defensiva. Muchos los soldados que han muerto en Irak y Afganistán. Pero, aún así, están celebrando la muerte de una persona. Eso no dice demasiado del Premio Nobel de la Paz, de su ciudadanía ni de ninguno de los líderes que, como Zapatero, han felicitado la resolución de una operación contraterrorista que no detiene al delincuente, sino que lo ejecuta directamente, saltándose a la torera el derecho a un juicio justo.

Ramón Lobo y el periodismo sin adjetivos

Los hábitos para informarse han cambiado. El público joven olvida los periódicos porque en las ediciones digitales encuentran los mismos contenidos actualizados. Las webs con cada vez más completas. Twitter se empieza a asentar como una fuente de información más. Las alertas, las últimas horas, las suscripciones RSS, las versiones para teléfonos móviles…

Estamos saturados de información. Ahora bien, ¿qué tipo de información nos martillea a cada instante? El reportero Ramón Lobo pasó por el Máster de ABC para hablar de periodismo, el que hace historias humanas. Así es como lo entiende. Estos días, “los periodistas están tan ocupados del Twitter y los blogs que no tienen tiempo de informar”, bromeó. El periodismo no tiene adjetivos. Solo hay uno. Sigue leyendo

Sahara

Imágenes de Flickr: Ryuugakusei y Kanaka Menehune

Domoslawski: “Algunos libros de Kapuscinski prefiero ponerlos en la estantería de literatura”

El autor de la biografía de Ryszard Kapuscinski, Artur Domoslawski, nos ha visitado hoy en el Máster de ABC. ‘Kapuscinski non fiction’ revela que muchas de las cosas que contó el periodista no son ciertas y que trabajó para los servicios de espionaje de la Polonia Comunista. Esta es la crónica de la charla de casi dos horas:

 

Domoslawski, durante la charla

Sigue leyendo

LA MIRADA: James Nachtwey, fotógrafo de raza

Hablar de fotografía comprometida supone hablar de James Nachtwey. Estuvo en Rwanda para ilustrar el brutal genocidio, en Afganistán cuando los talibanes impusieron la Sharia en 1996, en Israel y en Nueva York cuando el World Trade Center fue atacado el 11 de septiembre. “Mi trabajo no es hacer las cosas sean cómodas o fácilmente digeribles”, dice. Sus fotos muestran la vergüenza humana.

Se calcula que entre 500.000 y 1.000.000 de personas fueron asesinadas en el genocidio de Rwanda. Si la cifra se estableciera en 800.000, equivaldría al 11% del total de la población y 4/5 de los tutsis que vivían en el país.

Tras la intervención soviética se reanudó la guerra civil y en 1996 los talibanes impusieron un régimen basado en la Sharia.

Sigue leyendo

DEMOCRACIA: La gran mentira de nuestro tiempo

Urna electoral. Fuente: Wikimedia, Rama

Los sistemas democráticos modernos constituyen la gran mentira de la sociedad actual. El sistema por el cual los ciudadanos eligen a sus representantes para que éstos defiendan sus puntos de vista se ha demostrado fallido, a tenor de la baja implicación del ciudadano medio en la vida política y sus conocimientos de la misma.

En la Atenas clásica, el paradigma de la democracia por excelencia, todos los ciudadanos eran partícipes de una actividad política (del griego, politikós, ciudadano) en la que la toma de decisiones se efectuaba en asamblea de forma directa. Las críticas que recibe este sistema ateniense, al considerarse que apenas correspondía la toma de decisiones al 10% de la población viene marcada precisamente por ese concepto de ciudadanía, del cual no formaban parte extranjeros, esclavos, mujeres y cierto tipo de trabajadores.

Sigue leyendo

Los folios de la discordia

De todos es conocido el reciente escándalo por el que 90.000 folios de información militar confidencial han salido a la luz. Wikileaks es la encargada de divulgar esa filtración que a tanta gente ha molestado. El principal sospechoso es Bradley Manning, ya acusado de haber filtrado a la misma web un vídeo donde un helicóptero estadounidense atacaba a civiles (sobre estas líneas). El Pentágono calificó la “desclasificación” de estos informes como un “acto criminal”, si bien los documentos no eran “top secret”, sino simplemente “secret”. A pesar de ello, Obama ha conseguido seguir financiando con 33.000 millones de dólares más en el Congreso una guerra contra Afganistán de costes humanos y económicos aún incalculables.

Hasta aquí la información. Ahora, la opinión.

Sigue leyendo

El futuro de la prensa se llama iPad

La crisis económica y los nuevos hábitos para informarse propiciaron el cierre de más de 160 periódicos estadounidenses en el último año. No hay rotativo que se haya librado de llevar a cabo una reestructuración con el fin de reducir gastos, azuzados por la caída libre de los ingresos por publicidad. La amenaza de cierre de centenarios como The New York Times o San Francisco Chronicle es una realidad.

Los ingresos que generan las ediciones digitales de los medios no son suficientes para mantener a flote un modelo empresarial que no vale para el sistema de medios actual. Los hábitos de los demandantes de información han cambiado radicalmente, tal y como demuestra el último estudio de Pew Research Center. Según los datos proporcionados por la entidad, la prensa digital ya supera a los periódicos y la radio como medio de noticias más popular, por debajo de la televisión local y nacional. Sigue leyendo